Limpieza y Organización

¿Porqué Tener un Lavavajillas?

Tener lavavajillas no es un lujo es una necesidad. Como mujer que trabaja mi tiempo es limitado, el adquirir electrodomésticos que me ayuden a disfrutar de mi tiempo sin tener que comprometerlo en tareas que odio, es una obligación.

Sin embargo, existen muchos prejuicios sobre los lavavajillas y estos están muy alejados de la realidad. Muchos hablan sobre el supuesto gasto excesivo de agua, energía eléctrica, deterioro a largo plazo de la vajilla, que no limpian bien y mucho más. Pero la realidad es distinta, de hecho, este electrodoméstico que ha llegado a nuestras casas para facilitarnos la vida tiene muchísimos beneficios, no solo es respetuoso con el medio ambiente sino que además, cuida nuestra vajilla y lo que es más importante aún, nuestras manos y nuestro tiempo para disfrutar en familia.

Para que te convenzas voy a decirte algunos de sus beneficios:

Ahorra Agua 

Aunque no lo creas un lavavajillas solo necesita de 6 a 8 galones de agua para limpiar al contrario de cuando lavamos a manos que necesitamos alrededor de 19 galones. Una gran forma de preservar este gran recurso y además ahorrar dinero en la factura.

Ahorras Tiempo

Imagina que solo colocas lo platos en el lavavajillas, aprietas un botón y listo. Solo piensa que puedes hacer con ese tiempo libre…hacer tareas con los niños, ver tu serie favorita, estudiar, ir a dormir más temprano o si tienes fiesta disfrutar, sin tener que dejar a los invitados por ir a lavar los platos.

Cuida tu Vajilla

Evitamos que se pueda romper al caer de nuestras manos o que el paño o esponja dañe nuestra vajilla provocando raspones. Le da brillo y elimina esas feas manchas de agua, además cuenta con funciones especiales para vajillas muy delicadas, ollas o trastes muy sucios.

Sanitiza

Las altas temperaturas a las que opera un lavavajillas hacen imposible que las bacterias sobrevivan. Al contrario de cuando lavamos los platos a mano, si no tenemos cuidado podemos transferir bacterias como la Salmonella o E.coli a los platos limpios. Solo con lavarlos con una bayeta, paño o esponja contaminada podemos enfermar a toda la familia. Es una excelente opción para sanitizar los platos después de una fiesta, las botellas de los niños y también los juguetes.

Cuida tus manos

Cuantas de ustedes se la pasan buscando líquido para lavar platos que tenga cremas humectantes. Por más que traten de convencernos de sus cremas humectantes, las manos siempre se estropean ya sea por el detergente o por las grandes cantidades de agua que terminan secando nuestra piel.

Cocina Ordena

No existe nada peor que luego de terminar de cenar y estar cansadas tengamos que sacar por lo menos 30 minutos para fregar y no se diga de ver el fregadero lleno de trastos y un horrible escurridor ya por explotar encima del “counter” de la cocina afeando y haciéndola ver desordenada. Solo imagina tener la opción de meter todos esos trastes y sucia vajilla en un sitio en el que no puede verse y que quede mejor lavada. Así, podemos despejar la cocina mucho más rápido y obtener mejores resultados que si fregamos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *