Salud y Bienestar

Cuida la Sonrisa de tus Pequeños

Algo que siempre ha sido muy importante para mí es la salud oral de todos en la familia y en lo principal mi chiquita. A pesar de que muchas personas creen que los dientes de leche no son importantes, te cuento que sí lo son. Ya que estos juegan un papel importante a la hora de morder y masticar la comida y también hablar de forma clara. 

Sabías que la primera vez que lleve a mi niña al dentista tenía solo 6 meses, si solo 6 meses y fue cuando le salió su primer diente. En aquel momento el dentista me felicitó por mi decisión y como madre primeriza la realidad es que no dejo de leer y leer para así educarme en todos los aspectos que puedan ayudarme en el proceso de la maternidad.

Cepillar la boca y los dientes de nuestros chiquitos es fundamental y esto no solo desde que tiene sus dientes. Muchos niños cuando son bebés adquieren un tipo de hongo en su lengua y esto pasa cuando residuos de leche permanecen por mucho tiempo en su boca. Esto suele ser común ya que por lo general se alimentan cada dos a 3 horas y los residuos de leche permanecen en su boca.

Evitar esto es sencillo solo debes pasa un paño húmedo y estéril por su boca y su lengua o puedes comprar un pequeño cepillo de dientes que pondrás en tu dedo. Esta es ti como madre o padre prevenir.

Si decides usar botella que ese hábito no se extienda por más de un año. Nunca des leche con chocolate y mucho menos en una botella o dejes la botella llena de leche dentro de su boca para dormir. Esto puede causar que sus dientes se pudran y llenen de caries ocasionando pérdida total o parcial de la dentadura.

Es importe evitar las caries

No importa que sus dientes sean de leche nuestros niños merecen tener dientes sanos y una sonrisa hermosa para esto debes:

  • Cepillar los dientes por lo menos dos veces al día con una pasta de dientes que contenga floruro.
  • Utiliza hilo dental diariamente para eliminar la placa que se deposita entre los dientes y debajo de la encía. También eliminas pedazos de comida y si acostumbras a tus pequeños a limpiar sus dientes, luego será más fácil a la hora de visitar el dentista.
  • Usa enjuague bucal antes o después de cepillarse los dientes. Esto puedes hacerlo con niños más grandecitos y que entiendan que esto no lo pueden tragar.
  • Evita que coman muchos dulces. Y cuando los ingieran, trata que sea con comida y no entre comidas. La saliva adicional que se produce durante una comida ayuda a enjuagar los alimentos de la boca.
  • Utiliza floruro en  las noches antes de ir a dormir.
  • Lleva tus pequeños al dentista cada 6 meses para una limpieza dental. Para esto no tienes que esperar que todos sus dientes estén completos. Realiza estas visitas desde que comienzan a salir sus dientes.

En lo personal el desarrollo de la dentadura de mi chiquita a sido muy rápido y hasta el momento he podido mantener todos sus dientes libres de caries. A los 6 años ya cuenta con cuatro muelas permanentes y tres dientes permanentes, esto es algo que normalmente se ve a los 8 años. Así que con más razón tengo que continuar cuidando muy bien sus dientes. Y la clave está en cepillar sus dientes por lo menos 2 veces al día y visitar al dentista cada 6 meses.

Cuida la hermosa sonrisa de tus pequeños.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *