Estilo de Vida

Antes de Tomar la Decisión de una Cirugía Plástica Considera

Sé que todas tenemos un parte de nuestro cuerpo que deseamos arreglar y no importa cuál sea tu razón. Es una decisión muy personal en la que nadie debe interferir a menos que pongas tu vida en riesgo. Aquí te doy varios tips para que antes de tomar esa decisión estés bien informada.

Escoge bien tu cirujano plástico

Este punto es sumamente importante y a veces no lo tomamos en consideración. Lo que determinará tu cirujano plástico no debe ser el precio porque a veces lo barato sale caro como también lo caro no es igual a bueno. Antes que nada consulta con tus amistades o conocidos ellos pueden recomendarte un médico como también pueden decirte a donde no ir. No te enamores de imágenes que ves en Facebook o Instagram recuerda que ellos solo pondrán sus mejores fotos y en ocasiones retocadas. Cuidado con eso de irte a otro país, sé que me dirán que Colombia o Santo Domingo es mucho más barato y hacen el tipo de cuerpo que todas queremos tener, pero pregúntate, ¿estoy dispuesta a asumir el riesgo? ¿Si algo sale mal en un país donde no conozco a nadie? ¿Si mi familia no sabe dónde estoy y tengo una emergencia? Si aún así decides ir a otro país ve acompañada y consulta con muchas personas conocidas, que te hablen con la verdad de como fue su experiencia y los resultados obtenidos y si pueden mostrarte su cuerpo mucho mejor. También busca la sociedad que agrupa a los cirujanos plásticos de ese país y consulta en sus bases de datos. Investiga y pregunta por demandas por mala práctica o suspensiones de la licencia para ejercer la profesión. Esto te ayudará a tomar la decisión correcta.

En el caso de escoger un cirujano en los Estados Unidos este debe pertenecer a la Sociedad Americana de Cirugía Plástica, busca en la página encontrarás el listado de sus especialidades. Unos cirujanos son mejores en una áreas que otras, así que busca uno que se especialice en el área que tu deseas mejor.

Edúcate

Antes de llegar a la cita lee pero lee mucho escribe las preguntas que le harás al cirujano. No lo dejes para después por que estando allí lo olvidarás. Sospeche de los tratamientos “únicos y novedosos” que ningún otro cirujano realiza. Desconfía de frases como “Yo soy el único cirujano que hace este procedimiento” o “nadie más tiene este equipo”. También lleva fotos de cuáles son tus expectativas con la cirugía, así tu cirujano tendrá una idea más clara de lo que deseas y te dirá si es posible. Considera que una buena visita para evaluación debe durar por lo menos 1 hora. Si no te convence busca una segunda opinión o regresa unos meses después. No lo hagas si no estas totalmente segura.

Escucha a  tu medico

En ocasiones los cirujanos nos dan recomendaciones y nos dicen que se puede hacer y qué no. Es fundamental tener claro los riesgos, complicaciones y los resultados no satisfactorios.  Si el dolor es uno de los temas que más le preocupa, pregunte qué medicamentos tomarás para manejar el dolor después de la cirugía y sus efectos secundarios.

Tiempo de recuperación

Esta parte es muy importare y sé que me dirán que es sencilla pero no es así este tiempo debemos respetarlo y tomar nuestro descanso como el médico lo indicó si entiendes que no puedes hacerlo entonces no te operes ya que se afectarán los resultados finales. Así que decide cuando es el mejor momento el año para hacerlo y quién estará a tus cuidados porque necesitarás a alguien que te cuide por un periodo de tiempo y este dependerá de cuán compleja sea tu cirugía.

Considera gastos adicionales a la cirugía

En la mayoría de los casos los gastos como fajas, masajes y visitas subsiguientes al cirujano no están cubiertos así que has un presupuesto para esto. No lo eches aún lado porque si luego no puedes cumplir con todo lo que necesitas los resultados no serán los mejores.

¡Siempre recuerda que eres bella!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *